lunes, 20 de noviembre de 2017

Los estrenos de Pesadilla en Elm Street 1, 2 y 3

      Este mes de noviembre las redes sociales se encargaron de avisarme que se cumplen 33 años del estreno en Estados Unidos de "Nightmare on Elm Street", la obra por la que sin duda será más recordado su director, el maestro del terror Wes Craven. Se estrenó un 9 de noviembre de 1984 en 165 salas, cosechando un éxito fulgurante e inventando un nuevo mito del cine de terror, Freddy Krueger. También ayudó a su productora New Line Cinema a convertirse en la major que es hoy en día y entre otras cosas supuso el estreno en el cine de Johnny Depp, aunque éso bien pensado a lo mejor nos lo podrían haber ahorrado...

     A España tardaría casi un año en llegar, sin embargo, estrenándose un 17 de septiembre de 1985. En Zaragoza, por una vez, se estrenó también el mismo día, en la Sala 3 de los Multicines Buñuel de la capital maña.

"Una cámara filma, por fin, el interior de una pesadilla". Me encanta el slogan que metieron en esta cartelera.

      El estreno español fue un pequeño éxito igualmente. El boca a boca corrió como la pólvora y entre la juventud de la época empezó a ser casi una leyenda urbana el terror que producía esta nueva película, o al menos el nuevo tipo de terror que presentaba. Yo mismo tengo recuerdos alucinantes de lo que contaba la gente que asistió al estreno, cosas que a lo mejor hoy nos podrían parecer casi pueriles como la primera aparición de Freddy con unos brazos larguísimos, abarcando un callejón entero, o la escena en que la cama se traga a Johnny Depp y empieza a echar litros y litros de sangre, pero que entonces produjeron pequeños traumas a más de uno. También debo decir que por una vez, cuando finalmente conseguí verla, el producto estaba a la altura de las expectativas creadas. Vamos, que me giñé vivo.
      Pero cuando realmente tuvo un éxito brutal fue con su lanzamiento en formato doméstico. Yo casi no recuerdo un videoclub de la época que no tuviera un display de la película, con ese increíble cartel, para mí uno de los mejores de la historia del cine de terror...

El alucinante cartel, en todo su esplendor

Joya de videoclub ochentera. Al verla me ha venido a la cabeza en el acto la frustración que producía cuando ibas a alquilarla y SIEMPRE estaba alquilada, aunque hubiera varias copias. ¿A que sí?.

      Por supuesto, después del gran e inesperado éxito, la secuela no tardaría en llegar. En Halloween de 1985 se estrenaba en Estados Unidos Nightmare on Elm Street 2: Freddy´s Revenge, abriendo esta vez en 614 salas. Sin embargo aunque funcionó bien, no fue para nada el gigantesco éxito de la primera, quizá debido a lo extraño de su argumento, que se salía un poco de la historia que había creado Wes Craven para la película original... en España se estrenó el 15 de agosto de 1986, aunque a Zaragoza tardaría muchísimo más en llegar. Yo recordaba que la segunda y la tercera se habían estrenado casi seguidas, y así fue.

Cartelera del estreno zaragozano
      En Zaragoza se estrenó el lunes 10 de mayo de 1987 en el cine Don Quijote, uno de los mejores y más grandes de la ciudad. Entre mis recuerdos personales figura el impacto que me produjo el también magnífico cartel, que me aterraba y la vez me fascinaba, dado lo onírico de su iconografía: esa especie de Freddy entre cadavérico y robótico que le devolvía la mirada desde el espejo al protagonista, o esa águila entre rayos que no entendía muy bien qué pintaba (sigo sin entenderlo), pero que igualmente me tenía fascinado...

El póster que me volvía loco
      Jack Sholder, su director, sin duda hizo un buen trabajo, pero los fans nos quedamos algo decepcionados como he dicho por lo extraño de su argumento. Aunque hay que reconocer que la película contiene algunos de los mejores momentos de la saga como lo del autobús escolar entrando en los dominios de pesadilla de Krueger, o la fiesta en la piscina con Freddy como invitado, digamos, no deseado. Jack Sholder rodaría poco después otra película de terror, una auténtica película de culto que para mí es de lo mejor del cine de terror de los ochenta, la magnífica Hidden, pero de ella hablaremos en una próxima entrada, espero.

      Pero el verdadero festival llegaría con la siguiente entrega, Nightmare on Elm Street 3: Dream Warriors.

      La tercera parte de la saga se estrenó en Estados Unidos el 27 de febrero de 1987, abriendo nada menos que en 1.343 cines sólo en Estado Unidos. Esta vez sí acertaron de pleno, encargando la dirección a un artesano como Chuck Russell y con la vuelta al guión de Wes Craven, que continuó directamente la primera entrega, obviando por completo la segunda.
En España se estrenó el 26 de junio de 1987, aunque en Zaragoza de nuevo tuvimos que esperar un poquitín más.

Cartelera del estreno zaragozano

En Zaragoza se estrenó el 16 de julio de 1987 en la Sala 3 de los Multicines Buñuel, exactamente la misma sala del mismo cine donde se había estrenado la primera dos años antes.

El póster de la tercera entrega, igualmente poderoso pero para mi gusto inferior a los anteriores...

      Con esta película se podría decir que es cuando empezó realmente el mito ochentero de Freddy Krueger. Se trata de una película casi perfecta, en la que el terror se mezcla esta vez con la acción con un resultado maravilloso. De nuevo recurro a mis recuerdos personales para adornar un poco la historia: yo no la vi ese verano, y me acuerdo que al empezar el curso escolar en septiembre (yo iba a octavo de E.G.B) vino un compañero de clase, otro freak del terror como yo, a contarme la película totalmente emocionado... "es como Freddy Krueger contra un grupo de superhéroes" ... recuerdo perfectísimamente ese resumen que me hizo... cómo no iba yo a picar en el acto! para mi desgracia ya la habían quitado del cine y tuve que esperar a que saliera en vídeo, aunque por suerte la espera no fue muy larga... y sí, de nuevo cumplió mis expectativas y más... ver a Freddy en todo su esplendor, incluso a tamaño gigante en una escena, comiéndose a Patricia Arquette, o saliendo de un televisor y estampando a alguien contra su pantalla, adolescentes que de repente adquieren poderes en el mundo de los sueños y se enfrentan a Freddy, punkis, una banda sonora jebi del metal, ese final en el cementerio de coches, en fin, que lo tenía absolutamente todo, joder. Y como digo yo creo que fue en este punto cuando los adolescentes de los ochenta empezamos a adornar nuestras habitaciones con pósters de Freddy al lado de los de los grupos jebis, aunque el éxito masivo "para todos los públicos", digamos,  llegaría realmente con la cuarta entrega, a pesar de que la serie empezaría un declive irrefrenable.

En cualquier caso se trata de una saga que desde luego forma parte de mi educación sentimental (creo que semejante sustantivo no podría emplearse en un contexto peor), mía y de cualquier adolescente crecido en los ochenta, es algo de lo que estoy totalmente seguro. Todos, absolutamente todos los ya viejarrales de esa época podríamos contar alguna anécdota sobre Freddy, buena o mala. ¿Verdad?.

El gran Wes Craven (RIP) con el cast de la primera, en una pausa del rodaje. Gracias por las pesadillas, maestro.



No hay comentarios:

Publicar un comentario