miércoles, 17 de octubre de 2018

MEGAPOST: marquesinas antiguas y estrenos espectaculares (5)

      Vamos con la quinta entrega de este (exitoso) post consagrado a la delectación de los sentidos para los amantes del mundo antiguo. En otros tiempos, en otros lugares, el cine era considerado más que un espectáculo, un acontecimiento ciudadano, y como tal y para atraer al máximo número posible de espectadores los dueños de los cines se encargaban de decorarlos de la forma más espectacular que podían. No existía ni internet ni la televisión como reclamos publicitarios, como mucho la radio, así que las fachadas de los maravillosos teatros antiguos tenían que llamar la atención de los viandantes, y lo hacían con llamativas marquesinas, carteles gigantes, o bien decorando al máximo la entrada y los ambigús, con unos resultados a veces espectaculares, que al verlos en fotos nos hacen suspirar por tiempos mejores para ésto del cine.

      Como siempre, las fotos las he conseguido surfeando por la web, y los copyrights si los hubiera pertenecen a sus autores.

      Sin más, disfruten de estas maravillas del pasado... pasen y vean... clickando las imágenes para agrandarlas.


Empecemos bien lejos: el estreno de "The Spider", de William Cameron Menzies en el Metropolitan Theater de Boston en 1931. Una maravilla de fachada que podría ser la portada de cualquier "pulp".


Otra maravilla: el estreno de "Outside the Law" de Tod Browning (y protagonizada como no por Lon Chaney) en un cine de Montana en 1921. La película se consideró perdida durante 50 años, hasta que en 1975 apareció. Quién hubiera disfrutado de ese estreno... y si se fijan bien, hasta el escaparate de la óptica de al lado es increíble.


Y ya que hablamos de Lon Chaney no me resisto a poner la foto que encabeza el blog, un gigantesco cartel de la Universal en el que se anunciaba el inminente estreno de "El Fantasma de la Ópera".


Y así, el 6 de septiembre de 1925 se estrenaba en la Costa Este "El Fantasma de la Ópera", concretamente en el Teatro Astor de Broadway.

Y el lobby del Teatro Astor se decoró como si de las cavernas dejajo de la Ópera de París se tratara. Impresionante.


Otro estreno distinto de "El Fantasma de la Ópera", esta vez en  el Teatro Clemmer de Spokane, en 1925.


De nuevo Tod Browning. Espectacular decoración para un estreno de "Freaks" en el Rialto de Nueva York.




Cambiamos de continente para mostrar los estrenos de "Metrópolis" de Fritz Lang en Amsterdam, Berlín y Munich en 1927.



Y ya que estamos, un par de fotos del rodaje de "Metrópolis", con el equipo técnico y el artístico, con Fritz Lang enmedio.



Más expresionismo alemán. Estrenos para "El Gabinete del Doctor Caligari" en Estados Unidos. La primera foto es en algún agujero de Alabama, agujero con buen gusto hay que decir... la segunda ni idea de dónde es.



Distintos estrenos para "El Gólem"


Esto era publicidad.


Estreno de "La Momia" en el RKO Mayfair de Nueva York.


Hágase un selfie con Frankie.


Madrid, años cincuenta.



Otra perspectiva del estreno del "Drácula" de la Hammer en Londres, ya vistas en otras entradas anteriores.


Y por el momento lo dejo aquí. Para la próxima entrada me guardo unos cuantos estrenos de los setentas... mientras tanto, que ustedes lo disfruten.


lunes, 1 de octubre de 2018

50 aniversario del estreno de NIGHT OF THE LIVING DEAD

      El 1 de octubre de 1968 se estrenaba en el Fulton Theater de Pittsburgh una película que cambiaría el curso de la historia del cine de terror: NIGHT OF THE LIVING DEAD ("La noche de los muertos vivientes" en nuestro país).
Su éxito fue inmediato, pero tardó un tiempo en ser digerida (nunca mejor dicho) como lo que realmente era: una auténtica bomba de relojería colocada en un extremo muy lejano de la industria fílmica pero cuya explosión socavaría aún más los pilares de una sociedad en descomposición (juro que tampoco ha sido premeditado) y cuya onda expansiva llega hasta nuestros días.

Está usted cordialmente invitado al estreno de una inocente película rodada en Pittsburgh. Luego hay un cóctel.

No hablaré sobre cómo se llegó a eso ya que de esta película se han escrito cientos, miles de artículos, de libros, ensayos, blogs, etc, y no quiero insistir más en ello. Tan sólo recordar que aunque parezca mentira, "La Noche de los Muertos Vivientes" fue el primer largometraje realizado por unos jóvenes de Pittsburgh con muchas ganas y mucha energía, unos jóvenes, comandados por un tal George A. Romero, que habían fundado una compañía publicitaria llamada The Latent Image y que estaba consiguiendo mucha atención por la originalidad de sus propuestas y los estupendos resultados que lograban con presupuestos muy ajustados (y recordemos que Pittsburgh era una de las mayores ciudades industriales de los Estados Unidos, así que trabajo no les faltaba).

Maravilloso anuncio para el detergente "Calgon" realizado por The Latent Image, inspirado en                                                 "Viaje Alucinante" (Fantastic Voyage)

Así, el salto al largometraje parecía algo inevitable, y para ello tomaron una decisión puramente comercial: hacer una película de terror. Las películas de terror de bajo presupuesto eran un medio para darse a conocer en esa época de una manera muy rápida. Una ingente cantidad de drive-ins demandaban películas de todo tipo, y si podían ser películas de terror baratas para proyectar en programas dobles para teenagers mejor que mejor, por no hablar de las matinees de los cines de pueblo con las que se criaron toda una generación de monster kids...


Típica "double feature" de un drive-in, en este caso de uno de Cleveland en la segunda mitad de la década de los sesenta.

Sin embargo no iban a rodar cualquier basura para ganar unos pavos. Al igual que hacían en The Latent Image, se propusieron conseguir el mejor resultado posible a base de esfuerzo. Ellos se lo guisaron y se lo comieron, ejercieron de productores, directores, maquilladores, diseñadores de producción, actores... todo ellos solitos y tratando de hacerlo lo mejor que pudieron, y el resultado fue más que evidente. Cualquier cosa que pudiera engrandecer la película, darle valor de producción, se metía. Un ejemplo es el coche con el que huye Judith O'Dea en la escena del cementerio: el coche pertenecía a la madre de Russell Streiner y se lo pidieron prestado. Un tiempo después la madre tuvo un pequeño accidente con él destrozando el lado del piloto, así que se lo volvieron a pedir y grabaron la escena en la que Barbra se estrella contra un árbol huyendo del primer zombi y destroza el lado del piloto...
otro ejemplo son las actuaciones. Que yo recuerde tan sólo Judith O'Dea y Duane Jones eran actores profesionales, el resto era parte del equipo, como Karl Hardman, que no sólo ejerció de productor (junto a su mujer Marilyn Eastman - "Helen Cooper" en la película) sino también de maquillador y además nos regaló una brillante actuación interpretando al bastardo de Harry Cooper, hasta el punto de que se hace difícil creer que fuera su primera vez delante de las cámaras...
     
      No pienso aburrir con detalles de la producción que son bien sabidos y sobre los que se ha escrito decenas y decenas de páginas. Tan sólo destacar que se trata de una película inteligentísima y que te hace vivir dentro de ella como si de un libro ochentero de esos de "Elige tu propia aventura" se tratara. El guión puede parecer simple, pero nada más lejos de la realidad. Consigue meternos dentro de la historia de una forma aterradora, y hace que nos hagamos los mismos interrogantes que los protagonistas, que saben tan poco de lo que está pasando o cómo reaccionar ante ello como nosotros. Y hablando de los personajes, cuando creemos saber cómo son, cuando los hemos estereotipado, reaccionan de la manera contraria a la que pensábamos que iban a hacerlo, nada es lo que parece y el guión y la dirección juega con nosotros. Así, el personaje de "Ben" interpretado por Duane Jones, un tipo pausado y que mantiene la cabeza fría en todo momento acaba perdiendo el control y la razón mientras que el personaje de "Harry Cooper" interpretado por Karl Hardman, el "malo" de la película, resulta que tenía razón desde el principio y el sótano era el único lugar seguro de la casa... por no hablar del detalle de que en realidad no sabemos en ningún momento por qué los muertos resucitan, o al menos no lo sabemos a ciencia cierta. Ésto, que en su momento fue muy original y sorprendente, si os fijáis en cualquier producción de zombies actual ya se ha quedado como una especie de dogma: los muertos resucitan pero no nos molestamos en explicar el por qué.

     Y sí, el guión fue muy inteligente y la producción muy eficiente, pero es que por si fuera poco en esta película confluyeron además una serie de decisiones que casi se podrían calificar de "casuales" y que contribuyeron a engrandecer su valor y posteriormente su leyenda. Como la decisión de rodar en blanco y negro, puramente económica en un principio pero que sin duda favorece al ambiente del film; en 1968 rodar en blanco y negro un largometraje era algo bastante desfasado, pero eso le dio a la película un cierto tono digamos, "realista", porque la televisión sí era en blanco y negro y eso la conectaba con los noticiarios de la época, bien abundantes de imágenes horribles de la guerra del Vietnam, por poner un ejemplo. Romero siempre dijo que en esta primera película no tenía una agenda política real, sino que es reflejo del sentir de la época, pero la decisión de darle el papel protagonista a una persona de color (algo que Romero siempre insistió en que lo hizo simplemente porque Duane Jones era el mejor actor de todos) también contribuyó a que se le dieran lecturas alternativas a la película, en plena época de lucha por los derechos civiles en Estados Unidos. En el guión original no se describía la raza de Ben, simplemente era un camionero bastante rudo, pero la decisión del propio Jones de suavizar su personaje para convertirlo en una persona bastante más calmada sin duda favoreció también a la película.
O la decisión del cambio de nombre de la película, que no correspondió a Romero & cía... el proyecto se creó con el llamativo título de "The Night of the Flesh-Eaters".

Anuncio original de "The Night of the Flesh-Eaters" para captar inversores. Creo que estaba diseñado por el propio padre de Romero, pero no me hagáis mucho caso.

Pero en algún momento durante el rodaje, o posiblemente durante la edición de la película, se decidió cambiarle el título por el horrendo "Night of Anubis". Y así estuvo a punto de conocerse el film hasta que uno de los distribuidores impuso otro título mejor: "Night of the Living Dead", mucho más comercial y reconozcámoslo, muchísimo mejor. Yo siempre he pensado que "La Noche de los Muertos Vivientes" es un título fantástico y que sin duda contribuyó al éxito de la película. No así al de Romero y sus asociados, que se olvidaron registrar este nuevo título y por eso se quedaron sin derechos de autor ni de distribución. La película no tiene derechos de ningún tipo y cualquiera puede editarla, por eso existen tantas versiones distintas en el mercado. Pero esa es otra historia.

En la fantástica y reciente edición de la película por parte de The Criterion Collection se incluye el workprint de "Night of Anubis", imprescindible para fans psychos y pajilleros.





Unas fabulosas y raras fotos del rodaje en color.


Y dos más en blanco y negro.

      Finalmente el estreno tuvo lugar el 1 de octubre de 1968 en el Fulton Theater de Pittsburgh, y se le dio tratamiento casi de ser la primera película rodada allí.

Anuncio del estreno en Pittsburgh.


La Noche del Estreno Mundial. 1 de octubre de 1968. Hace exactamente hoy cincuenta años.

La película fue un éxito fulgurante. Efectivamente todos los drive-ins la querían a toda costa, y como el sistema de clasificación de edades en Estados Unidos no entró en vigor hasta el año siguiente, se pudo estrenar para todos los públicos. Pero yo creo que el público general no fue consciente del impacto real de la película hasta pasado un tiempo, por lo menos un año o un año y pico. Es muy famosa la anécdota del gran crítico cinematográfico Roger Ebert contando cuando la vio por primera vez, en una matinee llena de niños acostumbrados a inofensivas películas de ciencia ficción o de terror suave para teenagers: https://www.rogerebert.com/reviews/the-night-of-the-living-dead-1968 .
En Europa tuvo un gran impacto y de nuevo fueron los franchutes los primeros en ver que no se trataba de una simple película de terror. Del estreno "oficial" español ya hablé en otra entrada de este blog: http://thethirteenyear.blogspot.com/2017/02/estreno-de-la-noche-de-los-muertos.html .

Y el resto es historia. Fue una de las películas que cambió para siempre los códigos del cine de horror, tuvo dos secuelas espectaculares y un buen remake dirigido por el gran Tom Savini y guionizado por el propio Romero, en el que se jugaba otra vez de manera muy inteligente con las distintas opciones de supervivencia de los protagonistas en la misma situación. Y en lo personal diré que posiblemente sea mi película favorita de todos los tiempos, así que sirva esta entrada en este humilde blog como un pequeño homenaje por su aniversario y como recordatorio del maestro George A. Romero, que se unió a la legión de los no-muertos hace apenas un año.

Una curiosa foto del Teatro Fulton, el lugar donde se estrenó hace cincuenta años, exhibiendo la trilogía de Romero en algún momento de los ochenta. Ahora creo que se llama de otra manera.

miércoles, 20 de junio de 2018

Los estrenos de BLADE RUNNER

      Hoy en día parece extraño, pero este viejo pellejudo todavía recuerda un mundo en el que la "mítica" Blade Runner (Ridley Scott, 1982) era una película de culto de verdad, bien porque no la había visto nadie o bien porque los pocos que fueron a verla al cine la aborrecieron en el acto. Suena difícil de creer, ¿verdad?. Blade Runner, favoritísima de todo el mundo, influyente y citada hasta la náusea (el famoso discurso final de Roy Batty creo que se lo sabe hasta mi sobrina pequeña) en realidad no le importó a nadie durante casi diez años. Fue un estrepitoso fracaso de taquilla y despellejada sin piedad por la crítica... ¿extraño, verdad?. Pero así fue.
      Lo que está claro es que 1982 fue un año decepcionante para las taquillas de una serie de magníficas películas estrenadas entonces, y Blade Runner fue quizá el caso más significativo. Hablamos de ello en la entrada que le dediqué a The Thing, de John Carpenter (http://thethirteenyear.blogspot.com/2017/01/especial-john-carpenter-estrenos-de.html), otra obra maestra que fracasó miserablemente en la taquilla, y que afortunadamente ahora ocupa el lugar que le corresponde. Como puse en esa entrada, las películas familiares, las producciones de Steven Spielberg tipo E.T. el Extra-Terrestre y reposiciones de clásicos de Walt Disney parecían haberse adueñado por completo de las carteleras occidentales. Es quizá por eso que al público de esa temporada concreta no estuviera para nada interesado en producciones más oscuras como ésta. Eso sin duda influyó también en la forma de vender la película, o en la percepción del público de ella, que fue a verla al cine esperando encontrar una gran producción de efectos especiales (que lo era) pero con el espíritu de películas tipo Star Wars, tan en boga entonces, más ligeritas y "entretenidas", más familiares. Y se encontraron con una película de ciencia-ficción oscura y existencialista, larga en su metraje y con pocas concesiones al público generalista de entonces, que la encontró, como decían entonces, "un rollo". Así que fue un sonoro batacazo. La crítica, para variar, tampoco estuvo a la altura y no tuvo piedad con ella. Sólo se quedaron con el envoltorio estético y a veces hasta eso denostaban...


      En mi Zaragoza natal fue estrenada algo tarde, en concreto un lunes 17 de enero de 1983 en el Cine Palafox, uno de los mejores de Zaragoza, lo que tuvo que ser una auténtica gozada verla por primera vez en su pantallón. Y pasó sin pena ni gloria, estando unas pocas semanas en cartel.
Curiosamente la crítica zaragozana no la puso mal del todo, como podemos ver en la reseña que le hizo Joaquín Aranda para "El Heraldo de Aragón" una semana después:



Y eso que al final no puede evitar meterle un pequeño tirón de orejas, aunque en realidad no entiendo muy bien qué quiere decir, pero es que la crítica provinciana de esa época era realmente mala. Creo entender que le achaca una cierta pretenciosidad, lo que demostraría que efectivamente el público de la época fue a verla esperando una cosa que no era.

Una curiosidad en forma de captura de pantalla: en uno de los videoclips oficiales de la canción "La noche no es para mí" de los entonces también futuristas Vídeo se puede ver una gigantesca y maravillosa marquesina en la que se exhibe "Blade Runner" en su estreno. Creo distinguir que pone "Cine Avenida", pero desconozco si es de Madrid o Valencia, la ciudad natal de los Vídeo. Si alguien lo sabe que no dude en comentar.


Y la película languideció durante unos cuantos años.

Afortunadamene, la edición en vídeo doméstico, los sucesivos pases televisivos, las revistas especializadas y los fanzines fueron los responsables de atribuirle el estatus de "película de culto". Yo mismo creo que la vi por primera vez en un pase de Televisión Española a finales de los ochenta, cuando ya estaba adquiriendo ese estatus y efectivamente me pareció soberbia.

Carátula de la primera edición española en vhs

También a finales de los ochenta, concretamente en 1989, se produjo un descubrimiento que afectaría para siempre a su carrera: Michael Arick, un experto restaurador de películas encontró por casualidad una copia en 70 m.m. del workprint de la película, una versión primigenia sin la voz en off y sin el final feliz que la productora había obligado a Ridley Scott a incorporar en la versión estrenada en cines (versión que yo defenderé siempre, por cierto) y con unos pequeños planos que fueron eliminados en la sala de montaje, como el de las bailarinas con máscaras de hockey en el garito de Taffey Lewis, y posiblemente la escena del unicornio, aunque eso no lo tengo nada claro en realidad. La película fue presentada en un festival de cine en Los Angeles en 1990 y el público se volvió literalmente loco. Recuerdo perfectamente las crónicas que llegaban en revistas como "Fotogramas" y aquí se nos ponían los dientes larguísimos... ahora que lo pienso es posible que ya hablaran de la escena del unicornio, sí.

A estas chavalas no las vimos hasta diez años más tarde.

Sea como fuere, los de Warner vieron una oportunidad magnífica de recuperar algo de la pasta que habían perdido en su estreno original y le encargaron a Ridley Scott que cogiera esa versión y la reeditara como un "Director´s Cut" oficial. Y aquí seguro que fue cuando añadió la (para mí) estúpida escenita del unicornio, que siempre se rumoreó que estaba sacada de un descarte de su "Legend" y que le sirvió para sacarse de la manga una interpretación nueva a la película, en la cual Rick Deckard también sería un replicante.

El unicornio de los cojxxxx

Para mí siempre fue algo totalmente absurdo, una especie de excusa de Scott para presentar la nueva versión y añadirle más misterio y pretenciosidad, porque en realidad no tiene ningún sentido dentro de la trama de la película... hasta el mismísimo Harrison Ford, enemigo de esa versión, declaró que a él en ningún momento le sugirieron esa posibilidad durante el rodaje. Es más, si leéis ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? la novela de Philip K. Dick en la que está vagamente inspirada Blade Runner, hay un momento en el que los androides conspiran contra su cazador, Rick Deckard, para que se crea que él también es un androide y les deje vivir, pero enseguida descubre que es falso. El nuevo montaje también quitó la voz en off de Deckard (un gran error para mí) y el final feliz (que a mí me gusta, pero entiendo que está metido con calzador y se nota demasiado). Pero bueno, en cualquier caso sirvió para que se volviera a reestrenar en todo el mundo por todo lo alto y la película enganchó a una nueva generación de espectadores que esta vez sí la entendió mejor que el público de diez años antes.


En España se reestrenó en versión original subtitulada y se eligió el póster original americano para su reestreno. En mi Zaragoza natal el estreno tuvo lugar el 18 de junio de 1993 en el Cine Don Quijote, el más moderno y con mejor sonido de toda Zaragoza en ese momento, lo que da muestra de los honores con la que fue recibida de nuevo después de haber sido ignorada durante una década. Esta vez el honor de la película había sido reparado.


Y de aquí a las estrellas.

La película pasó de ser una película "de culto" a una "obra maestra de los ochenta" conocida por todo el mundo. Incluso más que eso... recientemente un amigo le otorgaba la condición de "sobrevalorada", lo cual me hace gracia porque puedo recordar el largo camino que hizo la película, desde su fracaso hasta su triunfo final y más allá, ahora no sólo es que la conozca absolutamente todo el mundo sino que ya se considera "sobrevalorada" incluso... pero puedo entenderlo perfectamente, porque la verdad es que cada vez que un cuñado empieza a recitar lo de "he visto cosas que no creeríais..." a día de hoy me dan ganas de estrangularlo con mis propias manos.

También ha contribuído a ello su edición final en formato digital, el famoso maletín con cinco versiones en dvd entre ellas una "versión final".

El famoso maletín con todas la versiones en dvd

Nos hicieron esperar muchísimo, pero finalmente en 2007  fue editada esta versión en la que Ridley Scott había estado trabajando en secreto durante bastantes años, porque por lo visto no se quedó contento con la "Director´s Cut" de 1992 al no tener ni el presupuesto ni los medios adecuados. Así que editaron esta nueva versión, que es basicamente la del 92 pero con correcciones digitales de bastantes cosas, como la ejecución de la replicante interpretada por Joanna Cassidy, que según Ridley Scott se notaba mucho que era una doble con peluca la que atravesaba los cristales, así que volvieron a contratar a la Cassidy no para rodar de nuevo la escena, sino para hacer nuevas capturas de su rostro e insertarlo digitalmente en el cuerpo de la doble. Y algo parecido hicieron con el hijo de Harrison Ford, al que contrataron porque tiene su misma mandíbula y la insertaron digitalmente en una escena en la que el sonido estaba desincronizado con la imagen. También retocaron la escena final del vuelo de la paloma que suelta al morir Rutger Hauer, para ponerle un fondo más apocalíptico...

Donde dice "Director´s Cut" debería decir "Final Cut"
En fin, todo retoques del propio Scott para subirse el ego, un poco como hizo (y sigue haciendo, porque a día de hoy todavía se siguen retocando) George Lucas con la trilogía original de Star Wars. Según él su "Final Cut" es el último, pero lo que tengo claro es que las cinco versiones que incluye el maletín no son las únicas existentes: me faltarían las del preestreno de 1982 en San Diego, que es la más buscada por los coleccionistas, y que es prácticamente igual que la que se estrenó en los cines originalmente pero con tres planitos mínimos que nunca se han visto en otras versiones, y otra, la más misteriosa para mí, que echaron una vez en el Canal Hollywood y de la que fui testigo y que afortunadamente guardo una copia en vhs; una  que conservaba la voz en off como la del estreno del 82 pero sin el final feliz (lo que sería la versión perfecta para mí), o sea, una mezcla entre la original y la Director´s Cut y de la que no he encontrado nunca ninguna referencia y que no tengo ni la menor idea de dónde saldría... como siempre, si alguien sabe algo que no dude en comentar, yo lo agradecería mucho.

Y poco más que comentar... en 2015 se estrenó en cines el "Final Cut", no sé si porque no había tenido un estreno "oficial" en pantalla grande o bien porque estaban tanteando el terreno para la secuela que estaban empezando a desarrollar. La secuela se estrenaría en 2017 con el nombre de "Blade Runner 2049", pero de su estreno mejor hablaré en otro momento, posiblemente dentro de veinte o treinta años...


miércoles, 6 de junio de 2018

El estreno de HOLOCAUSTO CANÍBAL

      España, noviembre de 1980. La revista Intervíu en su número 235, con Norma Duval en la portada, publica un estremecedor artículo: "COMIDOS POR LOS CANÍBALES. Exclusiva: fotos escalofriantes. Agonía de cuatro reporteros en la selva amazónica" reza el titular más grande de la portada. En el interior de la revista, un amplio reportaje de varias páginas titulado "Comidos en su propia trampa" nos mostraba unas espeluznantes imágenes de violencia y canibalismo, y se nos hablaba de una oscura película (-película sí, pero documental- rezaba el artículo) que estaba a punto de estrenarse en nuestro país, titulada HOLOCAUSTO CANÍBAL, una película según decía el autor del artículo, totalmente documental y real en el que se nos mostraba cómo cuatro reporteros sin escrúpulos se adentraban en el Amazonas para cometer barrabasadas como incendiar un poblado y violar a indígenas con el fin de obtener metraje impactante. Los reporteros iban a recibir una dosis de su propia medicina en forma de venganza de los indígenas, al ser finalmente capturados y devorados vivos por éstos, quedando todo perfectamente grabado. Se supone que un tiempo después, otro equipo que había salido en su búsqueda encontró las cintas, cintas que habían sido rescatadas de la quema por un astuto productor y que estaban a punto de ser estrenadas en nuestro país con toda su crudeza documental...
      Ese, que básicamente es el argumento de "Holocauto Caníbal", fue lo que nos vendió la revista Intervíu, y causó todo un shock en nuestro país en noviembre de 1980. La revista, no se sabe muy bien si por iniciativa propia o engañados por el marketing mismo de la productora (seguramente sería una mezcla de ambas), nos presentaron la historia de la película, que se iba a estrenar un mes después, como si de hechos reales se trataran. Y claro, aquello fue una gran conmoción en la España de 1980, que iba a abarrotar los cines para ver si aquello era real...

Cartelera publicada en el "Heraldo de Aragón" el mismo día de su estreno. Nótese que en ella se destaca el artículo de "Intervíu" y el hecho de que todo lo que se muestra en ella es real (clickad para agrandar).

      La película fue estrenada en mi Zaragoza natal el jueves 4 de diciembre de 1980, y hay que tener en cuenta que ni siquiera había pasado un mes desde el artículo de "Intervíu"... la campaña publicitaria fue perfecta y la película arrasó en taquilla.

El cartel original del estreno, obra del gran MAC. Cartel que se tomó como referencia incluso para otros estrenos internacionales.

      Nuestro país por cierto, fue prácticamente el primero en estrenar la película, ya que en Italia se estrenó en tan sólo una ciudad, Milán, en febrero de 1980, pero tan sólo diez días después del estreno la película fue prohibida y su director Ruggero Deodato fue detenido bajo la acusación de haber asesinado a sus actores, nada menos, enfrentándose a una condena de por vida. La realidad es que a sus actores principales les había hecho firmar un contrato por el cual debían desaparecer de la vida pública durante un año, el tiempo suficiente para estrenar la película, pero al estar en riesgo su libertad los actores se personaron en el juicio y la acusación fue totalmente desestimada. Pero la película no pudo ser estrenada en Italia hasta 1983 y sufriendo bastantes recortes. En Inglaterra fue estrenada directamente en vídeo y en Estados Unidos no se estrenó hasta 1985, así que se puede decir que el estreno en nuestro país fue el más "completo", llevándose la habitual clasificación "S" pero sin sufrir recortes.
      El misterio que envolvía la película fue claramente una muy hábil maniobra de marketing. Ruggero Deodato eligió a unos actores desconocidos, sacados del Actor´s Studio de Nueva York para que hablasen inglés pero que sus caras no fueran conocidas, y como digo les hizo firmar un contrato en el cual se especificaba que debían desaparecer de la vida pública, no rodar otras películas o realizar entrevistas en el plazo de un año para que diera la sensación de que su película era real y ellos estaban efectivamente muertos. La película fue rodada en 1979 en la selva colombiana con auténticos indígenas para darle más realismo y pese a toda la oscuridad de la cinta, el mismo Deodato recuerda el rodaje como bastante fácil y agradable. Él ya tenía experiencia en estos temas porque en 1977 ya había estrenado otra película similar, Mundo Caníbal, Mundo Salvaje (Ultimo Mondo Canníbale), que había rodado al no poder hacerlo el director elegido para ello, Umberto Lenzi, del que se podría decir que fue el creador del género con su El país del sexo salvaje (Il Paesse del Sesso Selvaggio, 1972), pero fue con Holocausto Caníbal cuando explotó todo.

Portada del mítico número 235 de Intervíu.

Interior del reportaje.
Clickad para agrandarlo: merece la pena. En el reportaje se dice que todo lo que se ve en la película es real.
Más imágenes del reportaje: a más de uno esa cara ensangrentada se le quedó grabada a fuego en el cerebelo durante mucho tiempo.

       De la película se puede decir que a día de hoy se sigue manteniendo igual de bien que cuando se estrenó. Sus imágenes nos siguen repugnando de la misma manera y la oscuridad y el mal rollo que impregnan toda la atmófera del film siguen funcionando como el primer día. Pocos son los estómagos no acostumbrados capaces de resistirla, especialmente las terribles imágenes de las matanzas de animales, que por desgracia esas sí son reales y de las que Deodato dice arrepentirse... la película sentó las bases de casi un subgénero cinematográfico, imitada hasta la náusea (nunca mejor dicho) pero nunca superada. Incluso se puede decir que inventó el subgénero del "found footage", popularizado casi veinte años después con The Blair Witch Project (1999, Eduardo Sánchez y Daniel Myrick) y muy popular en nuestros días. Pero en ningún caso, ni siquiera en el de La Bruja de Blair, funcionó tan bien la campaña de marketing como con Holocausto Caníbal. Y es que hablamos de una película de la que todo el mundo pensaba que lo que allí se contaba era real y que no se supo la verdadera historia hasta años después. Y todo el mérito fue de unos bravos italianos a los que se les acusaba de hacer poco más que meras exploitations. Incluso el mismísimo Sergio Leone, otro italiano este sí, adorado por la crítica, alabó la película por su valentía aunque intuyó que le iba a traer muchos problemas a su director, como así fue.

      Y una curiosidad para acabar el artículo que me hizo bastante gracia: investigando el estreno en mi ciudad de la película, me di cuenta de casualidad que apenas una semana y pico antes de su debut en las pantallas y en el mismo mes de la publicación de Intervíu se estrenó aprisa y corriendo un exploit de la misma, nada menos que Apocalipsis Caníbal, una producción hispano-italiana dirigida por Bruno Mattei que se había rodado después de Holocausto pero que consiguieron estrenarla incluso antes que ésta, tan sólo un par de semanas después de la publicación del artículo de la revista y es de suponer, para robarle algún espectador despistado a la película de Deodato. En cualquier caso, tener a las dos películas en cartelera a la vez tuvo que ser una auténtica maravilla...


Cartelera publicada en el "Heraldo de Aragón" el 23 de noviembre de 1980, una semana y media antes de que se estrenara "Holocausto Caníbal". Una auténtica proeza de las de quitarse el sombrero realizada por los exploiters italianos y españoles. Bravo por ellos.